QUIÉNES SOMOS<br><span>Calidad calasancia</span>

QUIÉNES SOMOS
Calidad calasancia

POLÍTICA DE CALIDAD

La Política de la Calidad del C.C. Escuelas Pías de Albacete se ha establecido como la definición de la MISIÓN (razón de la existencia continuada del centro), la VISIÓN (lugar estratégico que el centro pretende alcanzar en un futuro a medio y largo plazo) y los VALORES (ideas, principios y puntos fuertes que posibilitan el éxito de la misión y sobre los que el centro se fundamenta para alcanzar la visión).

Además de la definición de la misión, visión y valores, el C.C. Escuelas Pías de Albacete establece como objetivos básicos e iniciales de su Política de la Calidad, la orientación hacia:

El cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios aplicables a la actividad educativa realizada por el C.C. Escuelas Pías de Albacete.

La satisfacción permanente de las necesidades, demandas y expectativas de los clientes del C.C. Escuelas Pías de Albacete.

La mejora continua.

La definición actualizada de la Política de la Calidad se incluye en:

Misión:

El C.C Escuelas Pías de Albacete por razones históricas atiende a la necesidad y demanda educativa de la ciudad de Albacete, desde el compromiso de los educadores con una oferta educativa humanista y cristiana.

Atendemos a los hijos de las familias que confían en el centro, sintiéndonos obra de la Iglesia. Defendemos un planteamiento integral de la educación (fe y cultura), acompañando a los alumnos a lo largo de su proceso de maduración y formación y priorizando siempre la educación por encima de la instrucción.

La Provincia de Escuelas Pías Betania está formada por un conjunto de obras educativas que llevan adelante su ministerio de evangelizar educando con creciente identidad escolapia, calidad educativa y pastoral, misión compartida y atención preferencial a los pobres.

Visión:

Llevar adelante un proceso de profundización en la identidad de la Escuela Calasancia, con el fin de cuidar y potenciar el carácter propio que debemos realizar los escolapios en nuestra tarea educativa para:

Desarrollar la formación integral de los alumnos, garantizando la excelencia académica, avanzando en innovación pedagógica, asegurando la pastoral como eje vertebrador de la obra educativa y fomentando su formación en valores y compromiso con la sociedad.
Incidir en la continua atención a las necesidades de los alumnos.

Dar respuesta educativa a los niños y jóvenes que corren mayor riesgo de exclusión social o educativa, o que precisan de atención específica, abriendo aquellos itinerarios que contemple la normativa vigente, tanto en la educación formal como no formal.

Promover la participación activa y la colaboración de las familias, atendiendo a sus necesidades a través de una atención personalizada y cercana.

Organizar una propuesta de formación de docentes desde una visión integral que abarque: competencia profesional, dimensión cristiana e identidad escolapia, apostando, además, por la formación permanente.

Facilitar en cada obra educativa la autonomía suficiente para estructurar y desarrollar su estrategia, asegurando la gestión y sostenibilidad de los centros y dotando de los recursos necesarios para llevar a cabo su labor.

Revisar la implantación de los Planes de Gestión de Calidad, en cada obra y en el conjunto de la Provincia.

Adaptar nuestro proyecto educativo al mundo tecnológico, global y plurilingüe en el que nos desarrollamos, adquiriendo una sólida preparación en inglés y trabajando con una metodología activa en la que el uso de las nuevas tecnologías y la integración de las TIC jueguen un papel fundamental.con un marcado espíritu creativo para poder participar en la transformación de una nueva sociedad.

Valores:

Niños y jóvenes, centro de la escuela.
Abiertos a los más frágiles.
Preparamos para la vida.
Formamos parte de la Iglesia y vivimos el Evangelio de Jesús.
Comprometidos con un mundo justo y fraterno.
Educadores corresponsables: claustro estable con capacidad de adaptación a los cambios que surgen de las nuevas situaciones sociales, educativas.. y con ilusión por el trabajo.
Implicación de las familias.
Atención a la persona.
Formados e innovadores.
Somos Iglesia.

Con un estilo propio basado en la:

Cercanía, aceptación y respeto hacia las personas.
Disponibilidad para acompañar a los alumnos.
Cordialidad, confianza y sencillez en el trato cotidiano.
Educación preventiva.
Educar en igualdad desde la diferencia y la complementariedad.
Favorables a la participación de alumnos y familias.