San José de Calasanz 7 Albacete
967 666 080 | escolapios.albacete@escolapiosbetania.es




Noticias


REINICIAR II


19 de Octubre de 2020

 

Este curso nuevo que iniciamos, todas las presencias escolapias de España lo hacemos bajo el lema “REINICIAR”. Con este lema los escolapios, religiosos y laicos, reconocemos el momento presente como una oportunidad. Tras la parada obligada, vemos la oportunidad de volver a nuestras tareas evangelizadoras, educativas y pastorales, de una manera, si cabe, más fiel a Calasanz.

El lema de “re-iniciar” siempre es ilusionante, pero de nada sirve si no tiene más valor que los buenos proyectos de cambio que hacemos todos los primeros de año.

Con este lema queremos hacer presente la presencia de Dios entre nosotros. En la historia de la salvación los cristianos reconocemos varios episodios de reinicio:

Desde el momento posterior al diluvio, donde aparece la primera alianza del Padre con la humanidad: " Mi pacto con vosotros no cambiará: no volveré a destruir a hombres y animales con un diluvio. Ya no volverá a haber otro diluvio que destruya la tierra" (Gn 9,11), pasando por la salida del pueblo de Israel de Egipto, la conquista de la tierra prometida, el retorno del pueblo del exilio de Babilonia, ... En todos estos momentos, claves en la historia del pueblo de Israel, este reconoce no sólo la presencia y cercanía de Dios, sino que es Dios quien actúa en su favor.

En el Nuevo Testamento, también podemos distinguir momentos de reinicio, uno de ellos en la vida de Jesús, que tras su cuarentena particular en el desierto vuelve cambiado, reconociendo la presencia del Espíritu de Dios en Él (Lc 4, 18-19) e iniciando su vida pública, dedicada a la obediencia fiel a la misión que le ha encomendado el Padre, y que le llevará a aceptar morir en la cruz.

Reiniciar es sinónimo de “nacer de nuevo”.

Nacer de nuevo conlleva una “conversión”, un caerse del caballo como Pablo de Tarso. Y para ello es necesario parar un momento la rueda del hámster en la que vivimos el día a día, mirar hacia adentro y descubrir qué creencias nos hacen felices, nos reconcilian con nosotros mismos y con los demás, nos hacen crecer como personas y cuáles no. Vivir en una sociedad tan complicada como la nuestra implica ciertamente una serie de peajes paro colocarse en la marginalidad, pero estos meses pasados nos han enseñado lo urgente mirar hacia dentro y poner en tela de juicio los valores que nos mueven cada día, nuestra forma de rezar, nuestra imagen de Dios, y reconocer que si algo no funciona hay que cambiarlo. Dicen que es de locos hacer siempre lo mismo y esperar que el resultado sea diferente.

Y esto mismo es aplicable a nuestra tarea pastoral si no queremos ser ciegos que guían a otros ciegos. Hemos abandonado la educación en valores de los niños, remitiéndola a la esfera de lo privado. Y, por desgracia, lo que nuestros jóvenes viven hoy en día en el seno de las familias, muchas de ellas desestructuradas, no siempre es un entorno idílico. ¿Qué referentes, qué modelos de identificación tienen nuestros jóvenes? En una sociedad postmoderna, donde ya no existen grandes relatos explicativos que den sentido a la existencia, a la entrega a los demás, a lo colectivo frente a lo individual, ¿quién va a transmitir a nuestros jóvenes una ética distinta a la del “todo vale”?

Algo tiene que cambiar. Hemos de dar prioridad a la espiritualidad sobre la religión, a lo vivido y experimentado sobre lo pensado. Como en el episodio de la samaritana (Jn 4, 19-24) ya es hora de que se  adore a Dios fuera del templo, de que encontremos al Dios escondido en lo profano, en la cotidiano, en la realidad que nos ha tocado vivir, aunque ésta sea distinta a la que habíamos planificado, porque, como dice Calasanz en una de sus cartas a la comunidad de Narnia “La voz de Dios es voz de espíritu que va y viene, toca el corazón y pasa; no se sabe de dónde venga o cuando sople. Importa mucho estar siempre vigilante para que no venga improvisadamente y pase sin fruto”

 

Como parte de esta Iglesia guiada por el Espíritu, las Escuelas Pías quieren vivir este curso dejándose hacer por el Espíritu, y sirviendo a Dios cercano y fiel, haciendo el bien a los más pequeños, al estilo de Calasanz, por medio de la educación integral de los niños y jóvenes que atendemos, y con la finalidad de contribuir con nuestra acción educativa y pastoral a la transformación de nuestra sociedad haciéndola menos agresiva con el medio ambiente y más justa y solidaria con las personas empobrecidas.

 

Este curso lo dedicaremos a reiniciar, ¿nos acompañas?

 


Compartir en redes sociales:


Calendario del Mes


Noviembre 2020
LMMJVSD
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      
Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete Colegio de las Escuelas Pías de Albacete

Enlaces Escolapios

ESTE SITIO WEB UTILIZA COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, analizar nuestros servicios, ofrecer funciones de redes sociales, analizar el tráfico y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación.

Revise y personalice sus preferencias de privacidad. Puede gestionar las cookies desde aquí:


ACEPTAR TODAS RECHAZAR TODAS


Configuración personalizada


GUARDAR CONFIGURACIÓN


Para descubrir como borrar las cookies Leer más